Ganaderos de todo Aragón se reúnen en Cantavieja para conocer el uso de drones con sus animales

232
A la parte explicativa de la jornada le ha acompañado una demostración del dron con un rebaño. /N.A.
A la parte explicativa de la jornada le ha acompañado una demostración del dron con un rebaño. /N.A.
PUBLICITAT

El salón de actos de la Comarca del Maestrazgo ha acogido la primera jornada de manejo de drones en ganadería extensiva. En la formación se han dado cita más de 50 ganaderos de toda la comunidad autónoma para aprender a manejar el dron con su ganado. La jornada ha estado organizada por el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel (CITAte), y durante la mañana del jueves han detallado los usos de este dispositivo. La explicación se ha basado en la demostración de sus usos a través de un caso práctico en una finca experimental. Además, para verlo con sus propios ojos, los asistentes se han desplazado hasta la Loma Motero, donde Daniel Yuste, responsables de Delsat International Drones, ha probado el dispositivo con un rebaño de ovejas.

Los ponentes, Marta Barba, coordinadora de CITAte, y Javier Ferrer, coordinador de la finca experimental, han remarcado que el dispositivo se puede emplear para localizar animales, reagruparlos y hacer revisiones de tendido o bebederos, entre otras funciones. Pero además de la utilidad, los ponentes también han señalado los permisos necesarios para su manejo, así como la normativa y limitaciones vigentes. Su uso requiere certificarse como piloto. Además, la circulación del dron tiene restricciones por altura o por zonas de protección avícola.

La jornada de drones en ganadería ha sido un éxito
La jornada de drones en ganadería ha sido todo un éxito, con más de 50 asistentes. /N.A.

En el encuentro se ha remarcado que el dron es vital para facilitar el trabajo del ganadero, y con ello mejorar su calidad de vida. Contribuyendo con ello a que un sector duro como el primario siga a flote, manteniendo también la ganadería extensiva. Daniel Yuste ha subrayado que la aplicación de estos vehículos aéreos para control de ganado es posible. “El empleo de drones en ganadería es factible, y en tiempo y energía más aún”, ha apuntado Yuste.

Entre los asistentes, hay quienes no han dudado en ver que se podía aplicar a sus animales, viendo en el dron un ahorro de viajes o facilidad para localizar las reses. Algunos ganaderos que lo han visto factible han sido pastores de cabras del Pirineo o algunos ganaderos de reses de la zona. Sin embargo, otros han encontrado dificultades, por la complejidad del manejo, porque la agreste orografía dificulta su uso o simplemente porque el método tradicional también les gusta. De un modo u otro, todos los presentes han observado con detenimiento como un aparato de apenas 50 centímetros remplazaba, o intentaba sustituir, al perro pastor, manejando al rebaño con facilidad.