Nota de prensa del Gobierno de Aragón

La dirección general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, con la colaboración de la Asociación Celíaca Aragonesa, lanza un manual didáctico que ha presentado en el CEIP El Espartidero. Se trata de un documento didáctico destinado a la concienciación de esta enfermedad y dirigido a toda la comunidad educativa

Presentación de la guía
El director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Pablo Martínez, ha participado este jueves en la presentación de la guía práctica: “El niño celíaco en la escuela”, en el CEIP El Espartidero (Santa Isabel, Zaragoza). Allí han estado también la presidenta de la Asociación Celíaca Aragonesa, Carmen Tricas, y la directora del Servicio Provincial de Educación de Zaragoza, Isabel Arbués.

El manual didáctico ha sido elaborado en colaboración con la Asociación Celíaca Aragonesa y pretende servir de instrumento para la concienciación y educación para toda la comunidad educativa.

La escuela es un lugar esencial para concienciar a los más pequeños, celíacos o no, sobre la enfermedad y las consecuencias que tiene no seguir una dieta sin gluten. Es en el colegio donde pasan la mayor parte del tiempo y es ahí precisamente donde surge la necesidad de lanzar esta guía.

El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales viene colaborando estrechamente con la Asociación Celíaca Aragonesa para la consecución de la participación plena de los grupos sociales desfavorecidos en todos los ámbitos de la vida social, incluida la etapa escolar.

“La guía es una aportación de la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios como un instrumento más al servicio de la comunidad educativa. Se trata de considerar a los consumidores celíacos desde la escuela con una serie de recursos que mejoren su información y, por lo tanto, su seguridad; pero también su conciencia de que son partícipes de su propio proceso en la salud” ha explicado Pablo Martínez.

Por su parte, Carmen Tricas, ha recordado que “por suerte” ya es obligatorio que los comedores escolares tengan menú para celíacos. “Pensamos que ha sido un avance porque el niño celíaco viene a comer al colegio con garantías”, ha explicado. “La celíaquía es una enfermedad y no actitud, por lo tanto, el niño desde que se levanta tiene que comer sin gluten. Lo queremos es la normalización del niño celíaco en el colegio, que es lo que se está consiguiendo con estas guías”, ha añadido.

En la escuela, el niño celíaco convive con profesores, cuidadores, compañeros, cocineros y monitores de comedor escolar. Es necesario que todos tengan conocimiento de la enfermedad y del comportamiento que deben tener para conseguir que la dieta sin gluten sea lo más estricta dentro de la normalidad que necesita el niño. También es importante que el pequeño sea consciente de su condición celíaca y es imprescindible que se le informe de forma clara, concisa y adaptada. Tiene que aprender a distinguir entre lo que puede o no ingerir y a decir no a los alimentos con gluten.

En el marco de la presentación del librillo, los alumnos de Infantil del CEIP El Espartidero han disfrutado a primera hora de la mañana de un cuenta cuentos que ha servido para explicarles el problema de la celiaquía. Después, todos han disfrutado de una chocolatada y magdalenas libres de gluten.