Los 700 municipios más pequeños de Aragón recibirán hasta 66.000 euros por vivienda rehabilitada

59
PUBLICITAT

El Gobierno de Aragón destinará 52,5 millones en los próximos seis años para impulsar la vivienda en las localidades de menos de 3.000 habitantes

Ayudas de entre 50.000 y 66.000 euros por vivienda rehabilitada. Es la cuantía económica que recibirán los 700 municipios de menos de 3.000 habitantes para impulsar la vivienda pública, regenerar sus cascos urbanos y contribuir con ello al reto demográfico.

Es la piedra de toque para el medio rural aragonés a través de uno de los cuatro programas autonómicos, bautizado como PLAN 700, que se engloban en el Plan Aragón Más Vivienda, presentado en sociedad por el Gobierno de Aragón el pasado 12 de marzo. Se trata de programa diseñado para la rehabilitación de viviendas de propiedad municipal o adquiridas por los ayuntamientos para destinarlas al alquiler a precio asequible, en el que también tendrán cabida inmuebles de titularidad municipal que no tengan carácter residencial pero que puedan ser reformados para ese fin, una vez se realicen los necesarios ajustes de planeamiento y ordenación urbanística.

Además, el Gobierno de Aragón podrá ayudar a la construcción de vivienda en suelos residenciales de titularidad municipal que permitan la regeneración y recuperación de los cascos históricos y la consolidación de los vacíos urbanos de los municipios.

Unas 900 viviendas en el medio rural

La cuantía que el Gobierno de Aragón destinará a este tipo de actuaciones en los próximos seis años asciende a 52,5 millones. Permitirá la rehabilitación o construcción de unas 900 viviendas en el medio rural y será financiada a partes iguales por el Departamento de Fomento, Vivienda, Movilidad y Logística y el de Desarrollo Territorial, Despoblación y Justicia.

Tal como han dado a conocer hoy en Belchite el vicepresidente, Alejandro Nolasco, y el consejero Octavio López, la cuantía de la ayuda autonómica por vivienda construida o rehabilitada variará en función del número de habitantes del municipio solicitante y de su posición en el Índice Sintético de Desarrollo Territorial (ISDT), que mide el nivel de desarrollo de los municipios. De tal manera que aquellos municipios menos poblados y que estén por debajo de la media en el ISDT podrán optar a una ayuda mayor que, como máximo, podrá alcanzar los 66.000 euros por vivienda.

Para procurar un reparto más solidario y que las ayudas lleguen a un mayor número de beneficiarios, cada ayuntamiento podrá optar a un máximo de 500.000 euros para no más de 10 viviendas. Los ayuntamientos sí podrán acometer operaciones de mayor envergadura, pero el número de viviendas subvencionables no superará las 10.

El vicepresidente primero y consejero de Desarrollo Territorial, Despoblación y Justicia ha sido el encargado de cerrar el acto de presentación del PLAN 700 en el teatro de Belchite, argumentando la necesidad de combatir la despoblación mediante la ampliación del parque público de vivienda en los pueblos de Aragón, una cuestión olvidada en las dos legislaturas anteriores, según ha denunciado.

Tanto Nolasco como López se han congratulado por la buena sintonía entre sus equipos departamentales para impulsar la vivienda pública en el medio rural aragonés y dotar a los jóvenes que apuestan por seguir habitando en sus pueblos de oportunidades asequibles para acceder a una vivienda digna.