La Iglesuela del Cid ve más cerca su residencia de mayores con una inversión de 550.000 euros

120
PUBLICITAT
  • Se duplicarán los puestos de trabajo y el Ayuntamiento confía en que se incremente el concierto de plazas

La Iglesuela del Cid transformará sus viviendas tuteladas en una residencia de mayores con capacidad para 25 personas, según ha apuntado el alcalde, Fernando Safont. El Ayuntamiento, a través de diferentes ayudas, prevé una inversión de 550.000 euros para rehabilitar una de las alas del antiguo convento que ya alberga en la actualidad las viviendas tuteladas.

El primer edil ha apuntado que el proyecto contempla adaptar las actuales instalaciones a toda la normativa existente para que puedan formar parte de la residencia. Así mismo se crearán nuevas dependencias con el objetivo de ampliar el número de habitaciones y las dependencias necesarias. La residencia también supondrá una notable creación de puestos de trabajo, que podrían pasar de los seis actuales a doblarse. Al convertirse en residencia el objetivo es incrementar los servicios asistenciales que presta. La instalación seguirá siendo de gestión íntegramente municipal. “Hasta el momento estamos contentos con el sistema que llevamos, no buscamos los beneficios, sino la calidad asistencial a nuestros mayores”.

La ampliación de las viviendas tuteladas a residencia supondrá la ampliación del espacio del comedor. El Ayuntamiento ya está trabajando en el proyecto. Fernando Safont ha destacado la importancia de contar con este servicio en el pueblo “creamos puestos de trabajo, damos una atención humana y de calidad a nuestros mayores, permitimos que sus familias tengan la oportunidad de conciliar y, lo más importante, permitimos que los que siempre han vivido aquí sigan viviendo en el pueblo y que sepan que aquí van a tener siempre la mejor atención en un entorno que conocen y quieren”.

Con la residencia el alcalde confía en que desde Servicios Sociales de Aragón se concierte el mayor número de plazas posibles para que la estancia en la residencia no sea una carga para sus residentes y familias.