La Iglesuela del Cid renueva las redes de abastecimiento de agua

235
PUBLICITAT

Las tuberías entre el nacimiento de agua de La Tosquilla y La Iglesuela del Cid están obstruidas por la cal, por ello, el consistorio está trabajando en la renovación de parte de las redes de abastecimiento. El Ayuntamiento de La Iglesuela del Cid apuesta por la mejora y ampliación de las redes hídricas con la modificación del tramo de tuberías en el nacimiento de la Tosquilla. El órgano municipal ha destinado 86.924 euros en las obras, con el objetivo de mejorar el suministro hídrico en la localidad. El proyecto ha sido posible gracias al Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) 2020, del que proviene la totalidad de la financiación.

Las obras han consistido en la modificación de dos kilómetros de tuberías, que se encontraban en mal estado por la obstrucción ocasionada por la cal, así como instalar nuevas bocas de descarga y de cierre. La empresa adjudicada, Riloben 11 R.g. S.l. de Olocau del Rey, ya trabaja en las obras, y prevé que estén finalizadas el 15 de marzo.

Fernando Safont, alcalde de la localidad, explica que las mejoras eran necesarias: “El deterioro había ocasionado una gran obstrucción, por lo que pedimos una subvención y se ha aprobado, estamos contentos de poder solucionar el problema”.

Durante el verano, el Ayuntamiento realizó una primera actuación de urgencia, haciendo un bypass que solventara el problema temporalmente. Ahora, concedida la ayuda, se ha podido trabajar a fondo en resolver la situación. El proyecto ha consistido en dos fases, una en traer el agua hasta el pueblo, y la segunda actuación en el depósito municipal.

Actuaciones para aumentar el suministro

En épocas estivales, cuando el pueblo aumenta su población a causa de segundos residentes y visitantes, sube el consumo de agua, por lo que es necesario ampliar los recursos hídricos. Por ese motivo, la Diputación de Teruel y el Ayuntamiento están llevando a cabo sondeos en la rambla, para intentar incrementar el suministro de agua a la red municipal transportando ese agua a la Tosquilla. Pese a la ampliación, el consistorio sostiene que el consumo de agua debe hacerse de manera sostenible y responsable.