Samu a Vilafranca

La frontera sanitaria que supone el puente del río de las Truchas entre Vilafranca e Iglesuela o el límite entre Villahermosa del Río y Puertomingalvo parece que llegará a su fin. Como si de dos países diferentes se tratase los gobiernos autonómicos de Aragón y la Comunidad Valenciana están ultimando un nuevo convenio sanitario que regulará la asistencia a amboslado de la “frontera”. De este modo el Samu de Vilafranca podrá prestar servicio en La Iglesuela del Cid, localidad situada a 10 kilómetros y los pueblos castellonenses podrán beneficiarse del helicóptero turolense o a la inversa. Es sólo un ejemplo de las paradojas asociadas a las autonomías. La calidad de la atención sanitaria y los medios disponibles dependen más de los mapas que del sentido común.

Desde La Iglesuela del Cid (Teruel) se ha trabajado intensamente con el Gobierno de Aragón para tratar de aproximar servicios sanitarios. Desde la localidad han manifestado su interés en poder acudir a los hospitales de Castelló, mucho más próximos que los de Teruel o Alcañiz o poder acudir a rehabilitación a Morella. Se da la circunstancia que vecinos de La Iglesuela con dolencias graves se han visto obligados a trasladar su residencia a Castellón para poder recibir atención sanitaria en la capital de la Plana, mucho más cercana y mejor comunicada con Iglesuela que no las capitales de provincia aragonesas.

El proceso también pasa por la actualización de las tarjetas sanitarias. Pese a ser un mismo estado las tarjetas de Aragón y la Comunidad Valenciana son diferentes y su gestión también. El objetivo es que la tarjeta “maña” sirva para la Comunidad Valenciana y también a la inversa. Este proceso requerirá de una adaptación informática y técnica.

El convenio que ultiman los servicios de salud de ambas autonomías tendrá particularidades en algunos municipios que están mucho más lejos de Teruel que de hospitales de referencia de Castellón. La firma protocolaria del convenio está pendiente de los vaivenes en el PSOE y de sus cargos políticos. No obstante en la práctica algunas medidas previstas en el acuerdo ya se están empezando a aplicar.

Si se aplica el acuerdo Morella podría acudir a Alcañiz en momentos como el presente, con la carretera N-232 cortada hacia Vinarós.

-Acuerdo educativo

El avance sanitario sigue los pasos del educativo. Los alumnos del Maestrazgo turolense ya están asistiendo a clase a Vilafranca, evitándose así un desplazamiento de más de 100 kilómetros hasta Teruel.