Vilafranca e Iglesuela unen esfuerzos ante la Confederación del Ebro para mejorar el abastecimiento de agua

143

La Iglesuela y Vilafranca (Teruel y Castellón), comparten desde hace años el agua del manatial de La Tosquilla, situado en el término de la localidad turolense.

Ahora ambos municipios se han unido ante la Confederación Hidrográfica del Ebro para pedir las inversiones necesarias que garanticen el abastecimiento de agua en ambas localidades. Así lo ha señalado el alcalde de la localidad turolense Fernando Safont, tras las conversaciones mantenidas con el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena.

“Tenemos un estudio sobre posibles pozos con agua en el término de La Iglesuela y como sabemos de la necesidad de abastecimiento que tiene Vilafranca vamos a trabajar conjuntamente para que ambos municipios tengan el suministro garantizado”, ha señalado el alcalde de La Iglesuela.

Fernando Safont ha incidido en que “para la economía de la Iglesuela es importante que Vilafranca tenga garantizado el abastecimiento, ya que en su industria trabajan numerosos vecinos de la localidad”.

El manantial del que se abastecen ambas localidades pertenece a la Confederación Hidrográfica del Ebro. Es por eso que ambas localidades reclaman a la CHE inversiones para asegurar la llegada del líquido elemento a ambos municipios.

-Pozo de Llargueres en Benassal

Por otra parte el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, ha apuntado que el Ayuntamiento también ha reclamado a la Diputación y la consejería de Infraestructuras la reperforación a mayor profundidad del pozo de Llargueres, situado en el término de Benassal. El objetivo, según Tena, es llegar al denominado acuífero regional para incrementar el caudal extraido. De este modo se podría aprovechar la canalización existene hasta el depósito de Vilafranca.