El próximo sábado 10 de diciembre a las 19:00 horas se presentará la novela “El bálsamo del agua oscura” de Wenceslao Varona, ganadora del Premio de Novela Corta de la Comarca del Maestrazgo de 2015 – 2016. El acto tendrá lugar en Castellote, en la Casa de cultura (C/ Losado, 18) y en el que está previsto que participen Arturo Martín Calvo, presidente de la Comarca del Maestrazgo, Javier Boix Feced, profesor, y el propio autor del libro.

La novela será presentada también en Zaragoza el día 13 de diciembre, martes, a las 19:00 horas, en el Ámbito Cultural del corte Inglés (Paseo Independencia, 11). Allí participarán Arturo Martín Calvo, Wenceslao Varona y Juan Barbacil, técnico en Comunicación, con larga trayectoria en el ámbito gastronómico y agroalimentario aragonés y continuada y relevante presencia en los medios de comunicación aragoneses y nacionales.

“El bálsamo del agua oscura” es una novela que sitúa a Don Quijote y Sancho en el Maestrazgo. El resultado es un ingenioso conjunto de historias que entrelazan eficazmente el territorio y la historia del Maestrazgo mediante un juego literario de resonancias cervantinas. En opinión del jurado “es una novela que permite enamorarnos, una vez más, del Maestrazgo. Las historias que entrelaza humanizan ese territorio, dejando que el lector viva el sueño de una tierra con profundas raíces históricas”.

Wenceslao Varona López nació en Zaragoza y es hijo y sobrino de profesores. Aprendió a leer en casa, donde creció entre libros, y el primero que recuerda haber leído completo fue un “Quijote infantil”, el mismo con el que todos los hermanos se iniciaron como lectores. Es doctor en Medicina y especialista en Medicina Preventiva y salud Pública en el Hospital Royo Vilanova de Zaragoza. Autor de un libro y de varios capítulos de libros y artículos de revista, todos ellos de naturaleza científica, se ocupó de una página semanal de divulgación sanitaria durante seis años en el Heraldo de Aragón, lo que le ayudó a afianzar su redacción y a buscar la complicidad del lector.
Su Dulcinea es del Maestrazgo y le ha enseñado a amar a ese pequeño y misterioso continente, tan cerca y tan lejos del resto de Aragón.

Este premio nació con la voluntad de estrechar los lazos entre el Maestrazgo y la literatura, propiciando obras que inviten a descubrir nuevas dimensiones del territorio. En las ediciones anteriores el premio recayó en Días de cierzo, de Elifio Feliz de Vargas; En tierra de nadie, de Rafael Esteban Silvestre; Masía Muela, de Miguel Ángel Carcelén Gandía; El diablo en Cantavieja, de Raúl Rentero Mateos, La memoria de los árboles, de Josefina Solano Maldonado y Caballos de labor de Antonio Castellote.

Constituyeron el jurado Antón Castro, escritor, Conchita Hernández, periodista, y Pedro Rújula, historiador.