Viento Alto muestra su satisfacción por la acogida de las Cortes de Aragón a los proyectos eólicos en el Maestrazgo y Gúdar-Javalambre

368

Nota de prensa de Viento Alto

“Morir o construir, es lo que quise decir y es que o construimos parques eólicos o nos morimos”. Así ha precisado el alcalde de La Iglesuela del Cid y presidente de la asociación Viento Alto, Fernando Safont, sus palabras pronunciadas ayer en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos de las Cortes de Aragón.

El primer edil de La Iglesuela ha lamentado el linchamiento que una vez más ha sufrido en las redes sociales a cuenta de los proyectos eólicos en el Maestrazgo y Gúdar-Javalambre. “En la comparecencia se comprobó que no somos profesionales, que estábamos nerviosos porque no estamos acostumbrados y que quienes no nos quieren estaban al acecho para explotar el más mínimo error”, ha lamentado. 

El presidente de Viento Alto ha agradecido la disposición de todos los grupos políticos de las Cortes de Aragón y ha destacado que todos están a favor de las energías renovables como motor de desarrollo. 

La posibilidad de instalar parques eólicos de aerogeneradores en las comarcas del Maestrazgo y de Gúdar-Javalambre es un “método y modelo para la generación de empleo, riqueza y futuro, pensando en los empleos de construcción y mantenimiento de los parques”.  Así lo han remarcado en su comparecencia tanto Safont como Ricardo Altabás, alcalde de Cantavieja, quienes han defendido ante los grupos políticos que forman la cámara la posibilidad de crear parques eólicos que puedan favorecer la creación de empleo y frenar la despoblación, además de buscar un apoyo institucional a las propuestas económicas de presente y de futuro. “No nos queda tiempo. Necesitamos vivir, porque nos estamos muriendo”, ha sentenciado Ricardo Altabás, quien urge medidas y actuaciones por parte de las Administraciones.

“Es intención de la Asociación, cuando disponga de recursos, bonificar el coste mensual del consumo energético a vecinos, propietarios y usuarios de viviendas, así como actividades económicas que generen empleo a través de convenios con las distribuidoras eléctricas”, ha anunciado Safont quien ha señalado que “es un plan consensuado entre todos los municipios que forman la Asociación y que repercutirá positivamente sobre la población local a partir de convenios económicos con la empresa Forestalia”.

“El modelo con el que trabajamos no solo piensa en el presente, también sumamos esfuerzos para las futuras generaciones”, ha remarcado Safont, a la vez que ha expuesto el modelo socializador de los ingresos, pues parte de ellos estarán destinados a reinvertirse sobre el territorio y la población. Ricardo Altabás ve esta oportunidad como un “tren”, que “o lo cogemos, o ya no habrá nada que hacer”.

“Los alcaldes y concejales de cada municipio nos reunimos para buscar un modelo de explotación participativo, sostenible, solidario y socializando parte de los ingresos”, ha indicado el alcalde de La Iglesuela. Por su parte Ricardo Altabás también ha apuntado que las posibles localizaciones de los aerogeneradores estarían consensuadas entre ayuntamiento, sociedad y empresa, en un modelo que tiene en cuenta las opiniones de la población local.

“El impacto visual que tenemos desde hace 16 años es como si los tuviésemos ya instalados”, ha expuesto Fernando Safont, refiriéndose a los parques eólicos instalados en la comarca de Els Ports de la vecina provincia de Castellón, limítrofe con las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre. “Los recursos económicos de los pueblos vecinos se han incrementado, y en nuestros pueblos varias familias viven de los trabajos que dan estos parques”, han defendido con ejemplos los comparecientes. “La explotación de parques eólicos es compatible con otros usos y actividades económicas como la ganadería, el turismo, la construcción o la agricultura”, ha añadido Fernando Safont en su relato.

En la exposición, Altabás y Safont han apuntado los objetivos que la asociación Viento Alto persigue desde su creación, como promover la armonización ambiental mediante una gestión sostenible de los recursos eólicos y forestales, el aprovechamiento de los recursos climáticos naturales o el impulso del desarrollo local para la creación de empleo y la fijación de población en los municipios afectados.