Teruel Existe acusa de desprecio a los partidos que se opusieron a ordenar el Transporte Sanitario Urgente

96
PUBLICITAT

La empresa adjudicataria acumula más de cien incidencias en ocho meses

El portavoz del movimiento ciudadano Teruel Existe, Manolo Gimeno, ha acusado de desprecio a los partidos que se opusieron el pasado 15 de febrero a ordenar el Transporte Sanitario Urgente en Aragón. La votación en contra de continuar el trámite de la Proposición de Ley motivada por Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por Teruel Existe es, en opinión de Gimeno, “un desprecio a la opinión de más de 14.000 aragoneses firmantes”.

El portavoz va más allá al considerar que es también un desprecio “hacia el personal de enfermería de las UVI móviles de transporte secundario, los trabajadores de la empresa adjudicataria, el movimiento ciudadano Teruel Existe y a la democracia participativa”. En este último punto, ha recordado que hacía 13 años que no se presentaba en un pleno de las Cortes de Aragón una ILP.

La desestimación de las Cortes de Aragón no ha sido sólo para la internalización del transporte sanitario urgente sino también para la creación de una empresa pública para desarrollar este servicio, así como para el resto de propuestas que recogía la ILP. El texto se refería a resolver el problema de la conectividad en las carreteras (algunas de ellas, muy transitadas, sin cobertura de telefonía),  la formación continuada y obligatoria del personal sanitario, la dotación de los centros de salud y consultorios locales, que las UVI tengan médico presencial en todo momento y que el personal de enfermería no tenga que asumir responsabilidades que no le compete sin cobertura jurídica.

Por otra parte, Gimeno ha denunciado que la empresa adjudicataria (Ambulancias Tenorio), “lleva registradas más de cien incidencias en los ocho meses de funcionamiento” y la remuneración de sus técnicos de emergencias sanitarias “dista mucho de jugar a favor de la motivación de los trabajadores”. Según ha expuesto, “hay técnicos con 2.000 horas de formación cuya nómina en el mes de enero ha sido de 954 euros”.

En definitiva, ha afirmado, “se ha perdido una gran oportunidad de mejorar de forma integral toda la cadena de atención a la urgencia y emergencia”. Los portavoces de los grupos políticos de las Cortes “dedicaron su tiempo a temas que no tenían nada que ver con la Ley, sobre todo alabanzas y reproches, y al bionomio empresa pública o privada, más que a debatirla en profundidad”. “No aportaron argumentos sólidos para desestimar la Proposición de Ley y dejan claro que la decisión ha sido ideológica, cuando  la enfermedad no entiende de ideología”, ha zanjado.