Como avisaban las previsiones meteorológicas, La Iglesuela del Cid se ha despertado esta mañana cubierta de blanco, tras haber estado nevando toda la madrugada.

Se trata de la segunda nieve de esta primavera: hace apenas cuatro días, el 27 de marzo, el tiempo volvió a teñir de blanco el municipio turolense.

Esta vez, ha dejado unos pocos centímetros más que la anterior nevada. Aun así, la lluvia que la ha seguido, ha hecho desaparecer rápidamente gran parte de la nieve.

Publicitat