Diez motoristas valencianos montados en unas preciosas motos antiguas de la marca Guzzi Hispania de los años 60 han sellado en la Iglesuela el salvoconducto del Camino del Cid. El grupo de motoristas provenía de la localidad valenciana del Puerto de Sagunto e iban realizando la ruta del anillo de Morella. El itinerario, entre tierras aragonesas y valencianas, sigue las conquistas del Cid Campeador y los que deciden seguirla pueden disfrutar de pueblos con encanto, paisajes hermosos, una excelente gastronomía y visitas guiadas.

El Camino del Cid es un itinerario turístico y cultural que sigue las huellas de Rodrigo Díaz de Vivar. El diseño del recorrido está inspirado en uno de los grandes poemas épicos medievales de la literatura universal como es el Cantar del mío Cid. Este precioso recorrido atraviesa cuatro comunidades autónomas, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha y Castilla y León. El camino va uniéndose mediante rutas que enlazan unas con otras por zonas, generalmente, con baja densidad demográfica, encantadores paisajes de gran riqueza medioambiental y pueblos que muestran su gran diversidad histórica y cultural.

-Unas Guzzi con historia

Lo más curioso de los turistas visitantes de la Iglesuela han sido los vehículos en los que iban montados, unas preciosas motos Guzzi rojas de los años 60 del siglo pasado. Estas joyas de museo de origen italiano fueron creadas por los italianos, Carlo Guzzi y Giorgio Parodi, antiguos pilotos de aviación y por el mecánico Giovanni Ravelli. El Camino del Cid es una experiencia única y en ocasiones los visitantes llegan a sorprender a los vecinos de los pueblos localizados en su itinerario. Este ha sido el caso de los diez motoristas del Puerto de Sagunto y sus preciosas motos de museo de la marca Guzzi que han sorprendido a los vecinos de la Iglesuela del Cid.

1-GUZZI IGLESUELA

2-GUZZI IGLESUELA2

3-GUZZI IGLESUELA3

4-GUZZI IGLESUELA4

5-GUZZI IGLESUELA6