Los niños y niñas de La Iglesuela del Cid mantienen viva la costumbre de decorar el árbol de Navidad que se planta cada año. Los regalos cuelgan del pino que lucirá durante las fiestas