Las Grisallas de Bordón recuperan su encanto tras su reciente restauración

302
Trabajos de restauración en las Grisallas de Bordón.

Las actuaciones de restauración que se estaban acometiendo en las Grisallas de Bordón, pinturas de la ermita del Calvario de Bordón (Bordón, Maestrazgo turolense), han finalizado con éxito tras la reciente operación llevada a cabo por el área de Patrimonio de la Comarca del Maestrazgo.

La actuación tenía por objeto limpiar, fijar y reintegrar la policromía de las pinturas para frenar su degradación consecuente por el paso de los años. La encargada de su restauración ha sido la Fundación Santa María de Albarracín, la cual también ha permitido una mejor lectura de todas las escenas para preservar el arte local turolense.

Las Grisallas de Bordón datan de finales de siglo XVI o principios del XVII, y son uno de los principales atractivos artísticos de la comarca del Maestrazgo turolense. Sus imágenes representan las figuras de las tres Marías, la Virgen y San Juan enmarcadas por dos personajes que sostienen el paño de cubrimiento. De igual modo, también se pueden vislumbrar escenas costumbristas bíblicas como la Oración en el Huerto de los Olivos y de la Flagelación de Cristo. Al otro lado de la cripta, las grisallas muestran la Última Cena y unos soldados de gran tamaño guardando la tumba.

Observa en esta galería cómo ha sido la restauración de las Grisallas de Bordón: