La Iglesuela del Cid trabaja en su futura planta depuradora

158
PUBLICITAT

El Instituto Aragonés del Agua licita el proyecto para la construcción y funcionamiento de la planta depuradora de la Iglesuela del Cid. El presupuesto de las obras y explotación durante el primer año asciende a 1,3 millones de euros, y se prevé que será financiado gracias al FITE 2022. El proyecto viene demandando desde hace años por parte del Ayuntamiento municipal, por lo que celebran la concesión.


La planta se instalará a dos kilómetros del núcleo urbano, en un terreno municipal, para reducir el impacto visual. Además, la estación depuradora tendrá una capacidad para 1100 habitantes, teniendo en cuenta la población en época estival. Desde el consistorio confían en que en verano comiencen las obras para estar terminada lo antes posible.


El proyecto consigue la aprobación del Instituto Aragonés del Agua tras casi cuatro años, ya que fue sometido a información pública en 2019. La construcción de la depuradora de aguas residuales se suma a otras en localidades del territorio como Cantavieja. Ambas depuradoras son promovidas por DGA para lograr el Plan especial de depuración, por el cual todos municipios de más de 1.000 habitantes deben tener una estación. La construcción traerá consigo el cese de sanciones a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) por no depurar los vertidos.