La fundación Global Nature reconoce que el contrato oculto con Wyss Foundation establece la reintroducción de especies salvajes desaparecidas

749
Iniciativa no projecte, imatge Plataforma

Nota de prensa Plataforma NO al Yellowstone Europeo

  • También establece la ampliación en un 236% las zonas protegidas de Aragón y los parques naturales de la Tinença y de Els Ports
  • La fundación queda desacreditada al esconder el verdadero interés por trabajar en zonas despobladas: una resistencia poblacional menor para lograr sus objetivos conservacionistas

El salón de actos del Jardín Botánico de València acogió ayer la presentación de la Iniciativa Maestrazgo-Els Ports, conocida también como Yellowstone Europeo Maestrazgo-Els Ports, a cargo de Eduardo de Miguel Beascoechea, director gerente de la fundación Global Nature, y de Ignacio Jiménez Pérez, coordinador del proyecto. A lo largo de una hora y cuarto los promotores del proyecto reproducieron un video breve, expusieron de manera sumaria su concepción de la iniciativa y atendieron a las preguntas de los periodistas.


El mismo día, 15 de julio, la revista La Directa publicó el artículo titulado “Un documento revela la propuesta del proyecto Maestrazgo-Els Ports a Wyss Foundation para obtener financiación”. Los periodistas de investigación Ester Fayos i Lluís Pascual analizan el documento, redactado en inglés, “The Three Kingdoms Of Spain: Establishing The Bases For Nature Park Expansion” (“Los Tres Reinos de España: establecer las bases para la expansión del parque natural”), en el que se detallan los objetivos del equipo promotor, tales como “la expansión de los parques naturales de la Tinença de Benifassà y Els Ports”. Además, el texto también concreta qué metodología de trabajo emplearán para rehuir los agentes contrarios a la iniciativa, siendo la despoblación la flaqueza territorial que aprovechan para lograr todos sus objetivos.

Global Nature quiere multiplicar por tres la superficie protegida: ampliaría los espacios protegidos en 105.218 hectáreas (ha) que incrementarían en un 480% el parque natural de la Tinença (País Valenciano), en un 46% el parque natural de Els Ports (Cataluña) y en un 1439% las zonas protegidas de Aragón, para crear dos nuevos parques naturales

Global Nature ha reconocido el proyecto oculto e implícitamente que la superficie protegida aumentaría tres veces más, lo que supone un aumento porcentual del 236%. En número de hectáreas, la superficie protegida del País Valenciano, Cataluña y Aragón pasaría de 44.500 ha a 149.733 ha.

En Aragón se produciría el aumento porcentual y real más destacado de los tres territorios si se confirman las intenciones de Global Nature: los nuevos parques naturales de Aragón alcanzarían un aumento porcentual del 1439% respecto a la superficie protegida actual, numéricamente 65.235 ha más. Así que las actuales 4.533 ha protegidas pasarían a ser 69.768 ha.

En el País Valenciano, el parque natural de la Tinença se incrementaría en 23.978 ha protegidas, un aumento porcentual del 480% de la superficie actual. Se pasaría de 4.997 ha a 28.975 ha.

Y, en el caso de Cataluña y del parque natural de Els Ports, el aumento porcentual del área protegida sería relativamente bajo, un aumento porcentual del 46%, porque es el territorio con una área de protección más amplia, con 34.985 ha. Con la aplicación del proyecto de Global Nature se pasaría a 50.990 ha, lo cual situaría la diferencia en 16.005 ha.

Global Nature reconoce la existencia de un “proyecto” oculto elaborado en 2019 que tiene por objetivo ampliar los parques naturales y las zonas de protección para introducir fauna salvaje, y que se sostiene en las relaciones de amistad y familiares de Ignacio Jiménez

El documento, en inglés, que publica hoy La Directa es un proyecto con las partes y los datos característicos de este tipo de documentos, lo que evidencia que los promotores del proyecto han escondido las verdaderas intenciones a la ciudadanía y a algunos de los representantes locales desde el año 2019, cuando ya había recibido la financiación. Hoy mismo, en la presentación en la ciudad de València, Eduardo de Miguel, director de Global Nature, e Ignacio Jiménez, coordinador de Maestrazgo-Els Ports, han vuelto a insistir al inicio del acto sobre la inexistencia de un “proyecto” y la voluntad de llevar adelante una “iniciativa”, dado que en el concepto iniciativa pretenden dar a entender la existencia de un proceso participativo (“la gente propone sus cosas”), que en realidad es una falsa apertura democrática que esconde la estrategia de evitar el requerimiento de informes técnicos y de evaluaciones de las consecuencias para la administración. En el turno de preguntas, a partir de la pregunta de la periodista Ester Fayos, de La Directa, Ignacio Jiménez ha aceptado con claridad que existe el proyecto y ha eludido el problema con una interpretación muy personal del concepto, que sitúa el proyecto dentro de la iniciativa, “es un proyecto concreto dentro de la iniciativa”.

El documento “The Three Kingdosm Of Spain: Establishing The Bases For Nature Park Expansion” (“Los Tres Reinos de España: establecer las bases para la expansión del parque natural”) se divide en tres partes: 1. Sumario; 2. Información sobre la organización; y 3. Actividades propuestas. En el sumario, Global Nature pide a Wyss Foundation 400.000$ para llevar a cabo los objetivos que se detallan en el tercer apartado. En el apartado en que se habla de quién conforma la organización se aporta la trayectoria de la fundación Global Nature como entidad solicitante y a continuación se aportan biografías sintéticas de Eduardo de Miguel Beascoechea (director), Cosme Morillo Fernández, (presidente), Marion Hammerl,Ernesto Sánchez Rodríguez, Ana Etchenique Calvo, Santos Cirujano Bracamonte, José Luis González López (todos miembros del comité de la fundación), Eugenio Bueno Sánchez (secretario), Ignacio Jiménez (coordinador del proyecto), Fernando Ramia (productor audiovisual), Andrés Stubelt (diseñador) y Valeria Francisco (bióloga especializada en ecología marina). En la tercera parte del documento, se especifican los objetivos, las estrategias, las actividades para llevarlos a cabo y los mecanismo de evaluación. El equipo personal de Ignacio Jiménez de nuevo está formado por miembros de su familia, en esta ocasión por su mujer, Valeria Francisco, bióloga especializada en ecología marina. Además, ha añadido al equipo el diseñador de la etapa en Argentina, Andrés Stubelt. Y, por último, se añade Fernando Ramia Blasco, un productor audiovisual y fotógrafo especializado en naturaleza que, según la noticia del 21 de mayo de 2013 del Periódico Mediterráneo con el titular “Morella sumará a su oferta turística una reserva de bisontes europeos”, fue el primero que intentó la reintroducción de especies salvajes, o rewilding, en la parte norte valenciana; aseguraba que “en muy pocas semanas llegan los animales”, pero nunca llegaron porque la oposición de la gente del territorio fue frontal. En este punto se tiene que añadir que la publicación del 23 de junio de La Directa destapaba la contratación de la empresa de los hermanos de Ignacio Jiménez, Pangea Consultoras SL, para hacer el estudio de viabilidad económica del proyecto.

Global Nature se desentiende del proyecto horizontal de que hablaba hasta ahora porque, a partir de la aparición del documento, se evidencia que la relación con cargos políticos y funcionarios de las administraciones valenciana, catalana y aragonesa es vertical y pretende influir en la ampliación de los parques naturales y en la reintroducción de especies salvajes

El tercer objetivo del proyecto, previsto de desarrollar durante el año 2020, consiste a “apoyar a las autoridades autonómicas para aprobar legalmente la expansión/creación del parque”. En concreto, fija este apoyo a través de “estudios técnicos claves” para avanzar en la expansión del parque (en singular: detalle importante porque deja la sombra de un gran parque nacional de ámbito español) a partir de la expansión de los dos parques, el de la Tinença (País Valenciano) y Els Ports (Cataluña). En el proyecto, que Global Nature se propone desarrollar en un plazo de cinco o seis años, también figuran indicadores de éxito como, por ejemplo, tal como leemos en La Directa, “la publicación de los decretos de ampliación de los parques naturales de la Tinença de Benifassà y els Ports en los diarios oficiales de los gobiernos catalán y valenciano o el pronunciamiento favorable de al menos ocho alcaldes locales”.

Los altos cargos de la administración apoyan la iniciativa tanto por acción como por omisión. En territorio catalán, Ferran Miralles, director general de Territori, es quien ha hablado más claro en favor del proyecto, tal como titulaban varios medios, a través de la Agència Catalana de Notícies: “El Gobierno y el parque natural de los Puertos reciben con interés la iniciativa Maestrazgo-Els Ports de Global Natura”. Decía Miralles el 3 de julio que “la gente se ha conturbado mucho pero no se trata de que haya ningún proyecto que se esté o se quiera tramitar. Global Nature se han fijado en este territorio para desplegar programas de colaboración para realzar productos agrícolas y generar marcas comerciales, como están haciendo en otros lugares”. Unas afirmaciones que se contradicen plenamente con el interés exclusivo de Global Nature por el turismo y por la desatención hacia el sector primario, tal como se comprueba en el texto de su proyecto maestro inicial. Además, las declaraciones de Ferran Miralles en El Periódico, del 14 de julio, referidas a la polémica Agència de la Natura de Catalunya, testimonian que el alto cargo catalán cuenta con que este nuevo organismo público amplie los recursos con las donaciones de los fondos de inversión: “la agencia hereda los 150 trabajadores de la actual dirección general, que incluye los parques naturales”, de forma que en el actual presupuesto, de aproximadamente 20 millones de € anuales, añadidos a los 75 millones del impuesto de emisiones de CO₂ (150 millones en el año a repartir entre patrimonio natural y fondo climático), se podrían añadir las “donaciones de filántropos y subvenciones de fondos europeos”.

En el territorio aragonés, José Manuel Salvador Minguillón, el director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón, parece que es quien asume el discurso de la fundación Global Nature. El 13 de julio, en declaraciones en La Comarca. Periódico del Bajo Aragón Histórico se expresaba con las siguientes palabras: “la declaración de Parque Natural sería toda una apuesta estratégica. La población local no tiene que pensar solo en las posibles limitaciones, que necesariamente tendrán que ser negociadas con ellos, sino también en las oportunidades que puede generar. El Moncayo o Sierra de Guara, por ejemplo, reciben importantes inversiones públicas todos los años para la gestión del Parque Natural y tienen un gran número de visitantes”.

En el territorio valenciano, el silencio acompañó la consellería dirigida por Mireia Mollà hasta el día 7 de julio que se reunió públicamente con la presidenta de la Junta Rectora del Parc de la Tinença y con los alcaldes de la subcomarca de la Tinença de Benifassà (Bel, Castell de Cabres, la Pobla de Benifassà, Rossell y Vallibona), a quienes les hizo saber, tal como publica elDiario.es el 8 de julio, que “no podemos responder sobre una iniciativa que no es de la consellería y de la cual no consta ningún proyecto concreto vinculado”. Además, indicó que apuesta por “modelos de desarrollo que cuentan con los vecinos, las entidades y las administraciones directamente implicadas en el territorio”. Unas respuestas que podrían considerarse políticamente correctas porque a estas alturas no está obligada a rechazar la ampliación de más del 480% del parque natural de la Tinença de Benifassà.

Global Nature se aprovecha de las zonas despobladas para implantar un proyecto que potencia la turistificación a través de la reintroducción de especies salvajes

A petición de la periodista de La Directa Ester Fayos, Eduardo de Miguel ha explicado la frase “nuestro mejor aliado se denomina abandono rural”, extraída del apartado de estrategias del proyecto que Global Nature presenta a Wyss. El directivo se ha referido a la oportunidad que representa el hecho que la mayor diversidad de Europa se conserve en la ruralia peninsular. De Miguel ha intentado justificar, una vez más, la carencia de criterio científico del coordinador de la iniciativa, Ignacio Jiménez, pero en realidad ha contribuido a dejar de nuevo en evidencia a la fundación Global Nature, dado que en el IV Congreso Nacional de Ecoturismo, el día 19 de noviembre de 2019, al referirse al “relato”, es decir, al “paisaje, fauna llamativa, cultura y desarrollo local”, Jiménez aseveraba que “el tema del abandono rural para mí es esencial meterlo”, “esa es la gran oportunidad”, “44.000 personas en 550.000 hectáreas, la densidad media del Kazajistán, pero en la parte occidental tenemos la densidad de Namibia, el segundo país menos densamente poblado del mundo”. Además, lo deja más claro, por escrito, en el documento publicado por La Directa, cuando atribuye a la baja densidad poblacional una de las mejores rendijas para llevar a cabo la construcción del gran parque y empezar la introducción de fauna salvaje: “una de las estrategias clave para avanzar en la expansión del parque y para evitar la confrontación directa con estos grupos [“terratenientes que viven de subsidios de la UE, empresas de caza que pueden molestarse por una reducción potencial de las áreas de alcance, las asociaciones de cazadores”] es enfocar nuestro trabajo en la mayoría de áreas montañosas donde la producción de ganado y la tala es mayoritariamente inservible. Estas áreas incluyen los sectores montañosos de Cataluña y València con parques establecidos, el área de Aragón adyacente a estos parques, y las tierras abruptas y mayoritariamente deshabitadas ubicadas en el límite occidental de 3KR [The Three Kingdoms], también en Aragón. El concepto clave aquí está «trabajando en áreas de menos resistencia». Esto incluye el enfoque de nuestros mayores esfuerzos sobre las áreas abruptas con la densidad humana más baja, y también en los lugares próximos a los parques naturales existentes donde ya se ha mostrado que no implican ninguna amenaza real a los intereses de la mayoría de personas locales.”