La Comarca del Maestrazgo continúa la recogida de “Tapones para una nueva vida”

897
Comarca Maestrazgo

El proyecto ayuda a financiar tratamientos médicos y aparatos ortopédicos para jóvenes

Desde el año 2015, la Comarca del Maestrazgo ha venido desarrollando la recogida de tapones de plástico en la Campaña Solidaria de “Tapones para Celia”, una campaña que a lo largo de estos años ha traspasado los límites a otras comarcas de la provincia de Teruel. Tras cinco años de recogida, el pasado mes de noviembre los padres de Celia comunicaron que dejaban de recoger los tapones de plástico.

Son muchas las personas e instituciones que se han volcado en esta campaña solidaria de recogida de tapones de plástico y que de alguna manera quieren continuar con la recogida. Es por ello, que la Comarca del Maestrazgo se ha puesto en contacto con la Fundación SEUR para continuar con la recogida.

La Fundación SEUR es una organización sin ánimo de lucro, 100% solidaria y que, a través del proyecto “Tapones para una nueva vida”, transforma el plástico obtenido a través del reciclaje de tapones en nuevas oportunidades de vivir. Un proyecto dirigido a niños y adolescentes para ayudar a financiar tratamientos médicos o aparatos ortopédicos a los que, por una cuestión económica, no tienen acceso. Poder conseguirlos y mejorar su vida es fruto de todas las personas que se unen a la recogida de tapones solidarios. Gracias a cada uno de ellos y a los acuerdos que Fundación SEUR tiene con recicladoras de este material, el plástico se transforma en dinero efectivo.

Este proyecto beneficia a los niños y niñas con graves problemas de salud y además se evita la emisión del CO2, principal gas causante del cambio climático. Además, minimiza el impacto medio ambiental y consigue un bien todavía mayor: hacer un poco más fácil la vida de niños con necesidades especiales.

La recogida de tapones solidarios de la Comarca del Maestrazgo en colaboración con Fundación Seur es un proyecto que demuestra, día tras día, el peso de la solidaridad. La mejor forma de recordar que unirse por un bien común es el principal motor del ser humano. Y nada como comprender la magnitud de este proyecto para saber, hasta qué punto, cada tapón es importante.

Los tapones de plástico se pueden continuar dejando en los mismos establecimientos o instituciones habituales y la Comarca los trasladará a las diferentes delegaciones que tiene la empresa SEUR repartidas por todo el ámbito nacional, en siendo los más cercanos al Maestrazgo Alcañiz y Teruel. También pueden entregarse directamente a los repartidores de SEUR.

Tapones para una nueva vida