Este sábado el Centro Aragonés de Barcelona inaugura una exposición sobre el artista Blasco Ferrer

252

Nota de prensa de la Comarca del Maestrazgo

Eleuterio Blasco Ferrer era de Foz Calanda, hijo de una familia pobre que vivía, como tantos otros, de la ollería trabajada en los hornos de Foz. Con 19 años se fue a Barcelona con intención de ser artista y allí comenzaría a hacerse un hueco en el mundillo. Trabajaba por el día y estudiaba por la noche en varias academias barcelonesas.

En Barcelona se fueron creando asociaciones de emigrados, como el centro aragonés o el centro obrero aragonés. En el centro obrero aragonés Blasco Ferrer y José Aced, íntimo amigo suyo, comisarían una exposición de artistas aragoneses en 1935 que es un excelente escaparate del arte aragonés.

En los 80´ ambos artistas vuelven a estar en Barcelona y participan en la actividad del centro aragonés. Además, la obra de Blasco Ferrer en esos años es generosamente donada al ayuntamiento de Molinos (el pueblo de su madre) para que forme parte del Museo y acrecenté su patrimonio cultural para disfrute de los vecinos.

En la exposición que se presenta, se podrá ver una buena colección de dibujos y algunas esculturas de Blasco pertenecientes al Museo de Molinos y habrá ocasión de encontrarse con los emigrados aragoneses en la capital. La Comarca del Maestrazgo, una de las más afectadas por la despoblación en España. Ha visto marchar a muchas familias a Barcelona. Pero por contra, algunos de los emigrados y sus descendientes, vienen a menudo a sus localidades de origen y acostumbran a implicarse en la vida cultural a través de asociaciones o de forma individual.

La Comarca del Maestrazgo colabora en la exposición y en la inauguración de la misma estará el presidente de la Comarca, Roberto Rabaza. El acto inaugural incluirá las ponencias de dos doctores en Historia del Arte especializados en la obra de Blasco y el patrimonio de los artistas en el exilio. Rubén Pérez Moreno, impartirá su conferencia bajo el título: Blasco Ferrer y Barcelona como punto de inflexión e Inmaculada Real López, bajo el título: el retorno artístico de Blasco Ferrer y el vínculo identitario.