El curso comienza el 8 de septiembre para 157.906 escolares con presencialidad completa en todos los niveles y etapas

207
Inicio de curso

La escolarización anticipada a los 2 años llega ya a 37 centros y se extiende al mundo rural para ayudar a la conciliación de las familias
El Departamento de Educación ha iniciado los trabajos o la tramitación de nuevas infraestructuras educativas en la zona sur de Zaragoza y Casetas por un importe superior a 40 millones de euros
Educación mantiene su apuesta por la escuela rural y abrirá en septiembre 48 escuelas rurales con menos de siete alumnos

Un total de 157.906 escolares –105.581 pertenecientes al segundo ciclo de Educación Infantil (3-6 años) y de Primaria y 52.325 estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria– comenzarán el curso el próximo 8 de septiembre en los centros sostenidos con fondos públicos de Aragón. El año académico se inicia de forma presencial en todos los niveles y etapas, aunque se mantendrán medidas para luchar contra la expansión del coronavirus. Se incorporan al sistema educativo 500 niños menos de 3 años que el pasado curso, y mil menos que en 2019.

Aparte de todos los protocolos necesarios, establecidos junto al Departamento de Sanidad y que se demostraron indispensables para garantizar la atención al alumnado de Aragón en el curso pasado, el Departamento de Educación va a continuar incidiendo en su apuesta por una educación de calidad, con especial atención a la escuela rural. Este curso será 48 las aulas que se abrirán en los centros fuera de las capitales con entre 3 y 6 alumnos –el pasado año fueron 40 y un centenar en la legislatura anterior–.

Además, y según ha destacado el consejero, Felipe Faci, en rueda de prensa, la escolarización temprana a los dos años, que se inició de forma piloto hace cinco años en un colegio de cada provincia, llega ya a 37 centros con más de 650 plazas (para las cuales se han realizado 820 solicitudes), extendiéndose por el mundo rural para ayudar a la conciliación de las familias.

Por otra parte, y a pesar de que la situación sanitaria ha obligado a una mayor inversión de recursos en la lucha contra la pandemia, el Departamento mantiene su apuesta decidida por la construcción de nuevas infraestructuras educativas allí donde son necesarias para asegurar una escolarización cercana al domicilio del alumnado de la Comunidad. En este sentido, se encuentran ahora mismo en marcha o en la fase final de licitación trabajos por valor de 40 millones de euros.

UN CURSO SEGURO

El consejero Felipe Faci ha desgranado hoy las pautas que marcarán el próximo curso escolar,  que estará regido necesariamente por las medidas en la lucha contra la expansión de la covid-19, que en cualquier caso se van a flexibilizar, tras la experiencia vivida el pasado año y con la vacunación muy avanzada, lo que confiere una mayor seguridad a la actividad en los centros aragoneses. En este sentido, Faci ha informado de que el 94% del personal de los centros educativos de la Comunidad ha sido vacunado con la pauta completa, mientras 2 de cada 3 estudiantes de entre 12 y 19 años tienen al menos una dosis. Ayer se llegó al 30% del alumnado vacunado con las dos dosis.

El consejero, que ha estado acompañado por las directoras generales de Planificación y de Personal, Ana Montagud y Olga Alastruey, ha reiterado su agradecimiento a la comunidad educativa por su esfuerzo para poder garantizar el curso pasado y convertir los colegios en sitios seguros y se ha mostrado convencido del éxito de este próximo curso gracias a las medidas seguidas, a la responsabilidad colectiva y al alto porcentaje de vacunación en la Comunidad.

El curso 2021-2022 se guiará por la Orden enviada ya a los centros en junio para poder proceder a su organización con todas las garantías. Este documento, en sintonía con lo abordado el pasado miércoles en la sectorial de Educación celebrada en Madrid, establece la presencialidad total en todos los niveles y enseñanzas, aunque se seguirán manteniendo actuaciones de prevención para evitar que se produzcan contagios.

Entre las medidas que se relajan, se encuentra la recuperación de materiales compartidos, tanto dentro de las clases como en espacios exteriores. También se podrán volver a utilizar los espacios compartidos, como aulas-taller, laboratorios, aulas de tecnología o aulas de música. Los espacios de uso común, como la biblioteca o el gimnasio, se usarán preferentemente por grupos estables. También se volverán a permitir las tutorías personalizadas e individuales dentro de los centros, con cita previa.

A pesar de que la situación de partida es sensiblemente mejor que el año pasado, sí se mantendrán algunas de las medidas higiénico-sanitarias que han probado su eficacia durante el curso 2020-2021. Entre ellas, la obligatoriedad del uso de las mascarillas a partir de los 6 años, tanto en el interior como en el exterior. También se seguirán conformando grupos estables de convivencia (GEC) para los niveles de Infantil y Primaria, una por cada grupo-aula, aunque para el desarrollo de actividades conjuntas se podrán ampliar, procurando que no sobrepasen un mismo curso.

La Orden establece que la jornada lectiva volverá a la que cada centro tuviera aprobada antes de la pandemia y que los recreos no tendrán que ser sectorizados para todos los grupos que lleven mascarilla, contribuyendo a recuperar la interrelación perdida con el estallido de la pandemia. Además, se podrán ofertar desde principio de curso servicios complementarios, madrugadores y extraescolares y comedor, para los que se han desarrollado sendos protocolos específicos que serán enviados a los centros en los próximos días.

Como en el caso del curso pasado, se promoverá el escalonamiento y organización en el acceso, salida y el funcionamiento del comedor, para tratar de evitar largas filas o cruces en los pasillos. Se establecerán grupos burbujas de comedor, que serán fijos, al igual que los asientos que se ocupen. Podrá haber alumnado de distintas clases, pero se priorizará que sean del mismo nivel, mientras el personal de comedor hará uso de mascarilla obligatoriamente y en todo momento.

En el caso de las actividades matinales y extraescolares, que ayudan a la conciliación y la propia formación del alumando, se recomienda planificar el tamaño de los grupos, horarios y actividades, y el horario escalonado en su entrada para evitar aglomeraciones. Siempre que sea posible, deberán coincidir con los grupos burbuja del periodo lectivo.  Además, se deberá llevar un registro del personal que lleva a cabo estos servicios para poder hacer el seguimiento ante un posible contagio.

Para ayudar en la gestión de los casos, el consejero ha informado de que durante el presente curso volverá a funcionar el Equipo Covid Educativo, que se puso en marcha el pasado año para servir de enlace entre los centros educativos y Sanidad y contestar las dudas que puedan surgir a los centros con motivo de las medidas para frenar la pandemia. De hecho, el pasado curso llegaron a atender casi 20.000 consultas desde septiembre sobre positivos, cuarentenas o gestiones.

LA ESCOLARIZACIÓN ANTICIPADA SUMA NUEVE CENTROS

Más allá de la gestión de la pandemia, el curso dará inicio el próximo día 8 con normalidad, y con la extensión de programas y medidas que se han demostrado beneficiosas para la comunidad educativa. Entre ellas, la puesta en marcha de nueve aulas nuevas de a la escolarización anticipada a los 2 años, que ya llega a un total de 37 centros de la Comunidad.  

Para el próximo curso 2021-2022, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte pondrá en marcha dos nuevas en Zaragoza (en los colegios Hermanos Argensola y Maestro Don Pedro Orós). En Teruel, comenzará a funcionar un aula en el Colegio Virgen del Cantal, en Oliete. Por lo que respecta a Huesca, los nuevos centros se ubicarán en los colegios: Alta Ribagorza (Las Paúles), Baja Ribagorza (La Puebla de Roda), El Trébol (San Esteban de Litera), Montearagón (Angüés), Pío XII (Huesca) y San Ginés (Lupiñén).

A ellas, se añaden las aulas que ya existían en cursos anteriores y que se sitúan en las siguientes localidades:

Zaragoza: Andrés Oliván, Calixto Ariño-Hilario Val, Ciudad de Zaragoza, Domingo Miral, Eugenio López y López, Fernando el Católico, Hermanos Marx, Jerónimo Zurita y Castro, José Antonio Labordeta Subías, José Camón Aznar, Juan Pablo Bonet, Julián Sanz Ibáñez, La Estrella, Marcos Frechín, Ramiro Solans, Recarte y Ornat, San Braulio, Vadorrey-Les Allées, Parque Goya y Castillo Qadrit (Cadrete).

Huesca: El Parque (en la capital oscense), así como los centros de Arén, Saravillo,  Miralsot y Hecho.

Teruel: Pierres Vedel, el CEIP Bajo Martín de La Puebla de Híjar y Francisco Loscos de Samper de Calanda.

Este proyecto nació en el curso 2016/2017 como una experiencia piloto en tres centros aragoneses (El Parque, en Huesca; el Pierres Vedel, en Teruel, y el Calixto Ariño, en Zaragoza), lo que permitió ofrecer 54 plazas para alumnado de 2 años en centros de Infantil y Primaria. La apuesta del Ejecutivo tuvo una gran aceptación entre la comunidad educativa y un impacto muy positivo entre los centros en los que se ha implantado. Con el fin de dar un mejor servicio a las familias, las plazas adjudicadas para aulas de 2 años se respetan después para la escolarización en el segundo ciclo de Educación Infantil en los centros de escolarización anticipada, lo que ayuda a asegurar la continuidad del alumnado y ha motivado que crezca la demanda y se garantice un aula completa de 1º de Infantil en el curso posterior (en algunos casos, ha permitido abrir hasta una y dos aulas más). La ratio máxima de las aulas es de 18 alumnos, lo que beneficia la atención individualizada.

Esta oferta viene a reforzar la existente ya en el ciclo 0-3 años en las 11 guarderías del Gobierno de Aragón y en las Escuelas Infantiles Municipales, que vertebran y garantizan el derecho de las familias a la Educación en esta etapa en todo el ámbito rural aragonés y cuyo profesorado costea Educación en más de 150 municipios.

APUESTA POR LA ESCUELA RURAL

La decisión de mantener abiertas escuelas hasta con 3 alumnos que se tomó en 2015 (el anterior Ejecutivo tenía la ratio en seis) ha permitido desde la pasada legislatura el mantenimiento de decenas de escuelas que, de otra manera, habrían estado abocadas al cierre. Solo el curso pasado, 40 centros se beneficiaron de esta medida. Este año, según ha manifestado el consejero de Educación, abrirán con entre 3 y 6 alumnos 48 centros rurales (18 centros de Teruel, 11 de Huesca y 19 de Zaragoza). Como ha recalcado el consejero, esta es una de las mejores medidas en la lucha contra la despoblación y una forma de facilitar a las familias la escolarización de sus hijos cerca de su domicilio.

TERUEL: Torralba de los Sisones, Valdelinares, Torres de Albarracín, Molinos, Los Olmos y Camañas (6); Pitarque, Bello, San Agustín, Venta del Aire, Aguilar del Alfambra, Camarillas y Camarena de la Sierra (5); Castel de Cabra, Blancas, Cuevas de Cañart y Tramacastilla (4); y Riodeva (3). 

HUESCA: Sesa (6); Chalamera, Laluenga, Estada, Estopiñán, Montesusín y Orillena (5); Plan, Pallaruelo de Monegros y Valcarca (4); y Senegüé (3).

ZARAGOZA: Undués de Lerda, Cubel, Bardallur, Almonacid de la Cuba, Pozuelo de Aragón, Mara y Tobed (6); Gotor, Letux, Farlete, El Bayo y El Frasno (5); Mainar, Séstrica, Moyuela, Tabuenca, Fuentes de Jiloca y Villafeliche (4); y El Sabinar (3).

INFRAESTRUCTURAS

Por otra parte, el Departamento de Educación sigue comprometido con la puesta en marcha de nuevas infraestructuras educativas, que ha permitido a todos los alumnos disponer de un centro cercano a su domicilio tras un esfuerzo inversor de más de 170 millones de euros desde 2016, gracias al cual este curso se inaugura con el edificio de Secundaria del instituto Martina Bescós de Cuarte, que ha supuesto un desembolso de 7,7 millones de euros. 

Mientras tanto, las siguientes infraestructuras programadas suman más de 40 millones de euros. Ahora mismo se encuentran en construcción la segunda fase de Primaria del colegio Parque Venecia de Zaragoza, que tiene un presupuesto de 4,6 millones de euros; el aulario de Secundaria del Val de Atalaya de María de Huerva, con el mismo coste; y la fase de Primaria y gimnasio del colegio Soledad Puértolas, el cuarto puesto en marcha en el barrio de Valdespartera, por un importe de 5,2 millones.

Además, están en la fase final de tramitación, por lo que iniciarán las obras en este mismo año  otros trabajos como el nuevo colegio de Casetas, que se ha licitado por 5,3 millones, y la ampliación de varios centros en la capital aragonesa, por un montante total de 21 millones. Entre ellos están los aularios de Secundaria del CPI San Jorge (5,6 millones), el del CPI Rosales del Canal (4,1 millones) y del CPI Julio Verne (4,1 millones); además de la primera fase del colegio María Zambrano, el segundo del barrio Parque Venecia (4,5 millones) y la segunda fase de Primaria del Valdespartera 3, que tendrá un coste de 2,9 millones de euros.  

Asimismo, se encuentran en fase de licitación las ampliaciones anunciadas del IES Ramón y Cajal y del IES Sierra de Guara (ambos en Huesca) y de los colegios de Infantil y Primaria de Benabarre y La Joyosa. También están en tramitación el aulario de Secundaria del CPI Ramón y Cajal de Ayerbe, trabajos en el CRA Alto Gállego de Biescas y la construcción del nuevo colegio de Sos del Rey Católico.

Desde 2016 se han inaugurado más de 30 nuevos centros educativos y se han realizado ampliaciones y mejoras en cientos de ellos, lo que ha permitido garantizar la escolarización de las familias que viven en los barrios del sur de Zaragoza, ya que hasta entonces no disponían de infraestructuras suficientes y eran obligados a escolarizar a sus hijos en colegios muy alejados de sus domicilios. También se ha dado un impulso importante a las nuevas infraestructuras fuera de las capitales de provincia, a las que se han destinado 55 millones de euros.

CALENDARIO E IMPULSO A LA FORMACIÓN PROFESIONAL

A los alumnos de Infantil, Primaria y ESO, que comenzarán sus clases el 8 de septiembre, se unirán el 13 de septiembre los de Bachillerato, mientras que las enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño darán inicio el 9; las Enseñanzas Deportivas, el 16; los Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas, el 30; y las Escuelas de Idiomas, así como los estudios de Música y Danza, el 4 de octubre.

Por otra parte, los matriculados en un ciclo de Formación Profesional volverán a las aulas el 15 de septiembre. A falta de completar el periodo de matriculación, que se vuelve a abrir los días 7 y 8 de septiembre para las vacantes disponibles, se han recibido un total de 20.500 solicitudes, frente a las 18.500 que se recibieron el año 2020 en esta misma fecha.

En el curso 2020-2021 se alcanzó una cifra récord con 26.000 matriculados en alguno de los ciclos formativos de Formación Profesional que se imparten en Aragón. Se espera que, una vez concluido el proceso completo de matriculación, estos datos puedan verse incluso mejorados. De hecho, durante los últimos cursos, las matriculaciones han experimentado un aumento paulatino, que ya en 2018 alcanzaba las 23.000 inscripciones.

En Aragón existen en la actualidad un total de 102 centros sostenidos con fondos públicos en los que se oferta algún tipo de ciclo formativo de FP. En dichos centros se pueden estudiar más de 130 ciclos, correspondientes a un total de 23 familias profesionales, de las 26 que existen en el catálogo de FP de todo el país.

La FP se ha convertido en Aragón en un motor de futuro gracias a una oferta innovadora y ambiciosa que llega a todo el territorio y que, siguiendo el V Plan Aragonés de FP, está muy ligada a los sectores productivos de las zonas en las que se implanta, en estrecha colaboración –además– con el tejido empresarial para garantizar la empleabilidad y cubrir las demandas de puestos de trabajo.

En este sentido, cabe destacar la importancia de la penetración de la Formación Profesional en el mundo rural, ya que la oferta llega a 40 localidades diferentes, la mitad de ellas de menos de menos de 5.000 habitantes.

Por lo que respecta al curso 2021-2022, Educación va a poner en marcha 19 nuevos ciclos de Formación Profesional muy vinculados a los sectores económicos más importantes de cada zona. Además, se implantarán 10 nuevos cursos de especialización (los conocidos como “másteres de la FP”), que fueron estrenados en Aragón de forma pionera el pasado año: Ciberseguridad en entornos de tecnologías de la información (en Huesca y Zaragoza), Fabricación inteligente, Digitalización del mantenimiento industrial (en Zaragoza y Teruel), Inteligencia artificial y Big Data, Mantenimiento de vehículos híbrido y eléctricos o Desarrollo de videojuegos y realidad virtual.

Noticia Aragonhoy