El Ayuntamiento de La Iglesuela del Cid ha limpiado calles y accesos al municipio

123
La Iglesuela nevada. Fuente: Oficina de Turismo de la Iglesuela del Cid.

A pesar de los estragos que ha dejado Filomena a su paso por La Iglesuela del Cid, el Ayuntamiento ya se ha puesto en marcha para paliar sus efectos y volver a la “normalidad” lo antes posible.

Tanto miembros del equipo de Gobierno como trabajadores municipales del Ayuntamiento han trabajado durante todo el fin de semana para limpiar las calles de La Iglesuela y reducir el riesgo de peligro.

Fernando Safont, alcalde de la Iglesuela, apunta que «el domingo estuvimos varios vecinos con el tractor y palas quitando toda la nieve que había en las calles y tirando sal para que no helara. Gracias a este trabajo el pueblo está transitable por todas sus calles».

Tras haber vivido hace apenas un año, los efectos catastróficos del temporal Gloria, los vecinos de La Iglesuela están preparados para actuar rápidamente ante este tipo de escenario. «La nieve es muy bonita, pero aquí ya tenemos experiencia en temporales y sabemos cómo son este tipo de nevadas. Si no se actúa rápido, las consecuencias de la nevada pueden ser muy graves y durar días y días… Por eso esta vez no había tiempo que perder» señala Safont.

Los trabajadores municipales siguen repartiendo sal por todas las calles de La Iglesuela para que las bajas temperaturas no formen capas de hielo difíciles de deshacer. De esta manera, los habitantes podrán desplazarse para ir a trabajar, comprar o pasear sin correr peligro de caídas.

Las carreteras de acceso y salida del municipio, hacia Cantavieja, Mosqueruela y Vilafranca del Cid, se encuentran en buen estado. El consistorio recalca la importancia de conducir con precaución, pero asegura que se encuentran limpias y sin hielo. De la misma manera, los accesos a las explotaciones ganaderas han sido limpiados para hacerlos accesibles a los trabajadores de esta actividad esencial, dado que están al cuidado de animales y deben acudir a su lugar de trabajo, un aspecto que suele preocupar siempre que se anuncian nevadas.

Por otra parte, la actividad lectiva se ha suspendido durante los días 11 y 12 de enero, siguiendo las direcciones del Gobierno de Aragón. En La Iglesuela ha cerrado el colegio y la Escuela de Adultos.

En definitiva, el consistorio y vecinos de La Iglesuela del Cid han actuado con rapidez ante esta esperada nevada ayudando a paliar los efectos negativos que pudiera causar.