Carrera del Burro para despedir el año en Cantavieja

255
PUBLICITAT
  • La capital del Maestrazgo dirá adiós al 2022 con una tradicional carrera y fiesta por todo lo alto

Los cantaviejanos no corren la San Silvestre, en la localidad se lleva más la Carrera del Burro, costumbre ya marcada en el calendario. La prueba deportiva, en modalidad infantil y adulto, el 31 por la tarde cumplirá su XII edición. La competición infantil constará de 6 categorías; preescolar y chupete, iniciación, sub 10, sub 12, sub 14 y sub 16 en un circuito abierto adaptado a los niveles por las eras. Por otro lado, quienes participen en la competición adulta, tendrán que realizar un recorrido de 2,4 kilómetros. En todas las modalidades, los corredores podrán optar a premios, y, como es típico, tendrán que ir disfrazados.    

A la prueba deportiva le acompañarán más actos lúdico-festivos en la última fiesta del año. La música arrancará en el pabellón ferial a las 11.00 h, con la carrera infantil e hinchables. Al finalizar, los más pequeños de la casa tendrán su momento con las campanadas infantiles, para celebrar, con champín y dulces, el final del 2022. Mientras tanto, la Comisión de Fiestas, encargada de organizar el día, preparará tapas para todos los asistentes y servirá bebida en la barra.

Por la tarde, continuarán los hinchables, y a las 17.00 h se dará el pistoletazo de salida a la Carrera del Burro adulta, que, como cada año, dejará momentos graciosos por la originalidad de los disfraces. Para ir cogiendo ritmo para la noche, el grupo ‘Los Chimbao’, de Alcorisa, amenizará la tarde, con quienes se podrá bailar y cantar rumbas antes de ir a preparar la cena. Una vez den las 12.00 h en la torre y con las uvas en el cuerpo, la fiesta continuará con el cotillón y discomóvil ‘Eclipse’ en el pabellón ferial, para dar la bienvenida, todos juntos, al 2023.

  • La comisión inicia un intenso año de trabajo

Nochevieja será el primer acto organizado por la Comisión de Fiestas 2023, formada por 40 miembros de diversas edades. Por lo general, en los últimos años, la comisión estaba integrada por dos quintas, los chicos y chicas del pueblo de 17 años antes de ser kintos, y quienes cumplían 29 años. Sin embargo, la suspensión de fiestas por la pandemia ha retrasado estas edades. Además, la reducción de quintas y el aumento de gente que participa en las fiestas, hace que cada vez sean necesarios más miembros de la comisión, por lo que este año han continuado incorporándose vecinos que son de la comisión por tercera vez. Sin embargo, esto no es un gran impedimento, ya que si algo caracteriza las comisiones son la implicación por el pueblo, el empeño y dedicación. Este grupo de voluntarios ya trabaja con ilusión en las fiestas que tienen por delante, buscando unos carteles con actos para todos los gustos y edades. Tras la nochevieja, se pondrán manos a la obra con la Feria de Mayo, que se celebrará el día 27. También tendrán que dedicar muchas horas a planificar las Fiestas Patronales del 24 al 29 de agosto, para terminar su labor con la Feria de Septiembre el 15 y 16 del mismo mes.