Calumnia que algo queda

1211
Foto de archivo: alcaldes y alcaldesas de Viento Alto
Foto de archivo: alcaldes y alcaldesas de Viento Alto
PUBLICITAT

En relación con el escrito publicado por distintos medios de comunicación, la Asociación Viento Alto quiere informar a sus vecinos que:

Es absolutamente falso que los Ayuntamientos rebajen los impuestos a la empresa Forestalia, y a ninguna otra.

Los Ayuntamientos de la Asociación van a percibir, por vía impuestos, las mismas cantidades que ya se publicaron en su momento. Es decir, un 5,5 por ciento del volumen total de inversión de la obra, que para el conjunto de municipios que componen la Asociación va a suponer, aproximadamente, como todo el mundo sabe, 29.150.000 euros en concepto de obras, y 1.643.000 euros cada año durante la vida útil de los parques, siendo un total de 49.290.000 euros en 30 años, a lo que habría que añadir los incrementos del IPC anual.

El motivo de esta reforma de Ordenanzas ha sido el siguiente: antes de hacer las modificaciones los municipios partían entre el 1,5% y el 2% de ICIO y la tasa urbanística era prácticamente inexistente en la mayoría de los ayuntamientos.

Con las modificaciones realizadas se ha conseguido que sea un 5,5% entre dos impuestos, 4% de ICIO (máximo legal) y 1,5% para Canon por prestación patrimonial por la atribución de aprovechamientos urbanísticos en suelo no urbanizable, más 1.500 euros de tasas urbanísticas. Todo ello para obras de más de 499.999,99 euros; y para inversiones inferiores no ha cambiado nada.

Es absolutamente falsa la afirmación que el impuesto de Actividades Económicas se cobrará en Madrid y los municipios nos quedaremos sin nada. Viento Alto recuerda que la recaudación anual es para los ayuntamientos que acogen las instalaciones
En relación con las Tasas Urbanísticas son tributos cuyo hecho imponible consiste en la prestación de servicio realizados en régimen de Derecho Público, que se refieran o afecten o beneficien a los sujetos pasivos, por lo que en ningún caso puede ser un porcentaje.

Junto a todo ello, la Asociación también destaca la gratuidad conseguida para el consumo doméstico en los hogares con vecinos empadronados en estos municipios.

La Asociación Viento Alto reitera, una vez más, que los ayuntamientos somos los primeros interesados en velar por el interés paisajístico y medioambiental del entorno, y pocas lecciones pueden dar asociaciones de parte, que solo buscan primar sus propios intereses políticos o sectoriales.

El tono y la forma empleada por estas publicaciones presenta una absoluta falta de respeto hacia los Ayuntamientos elegidos por todos los vecinos. Y, al final, resulta ser un bulo. Hoy es necesario distinguir entre información y rumor o bulo, que se hace circular de forma interesada. Estamos en la época de la post verdad, donde se normaliza la mentira publicando datos incompletos, ambiguos, fuera de contexto o no firmados. Se está tratando de confundir, desinformar, persuadir a las personas para orientar su conducta en favor de intereses inconfesables o espurios.