ALIENTE en Aragón se moviliza contra los megaproyectos eólicos y fotovoltaicos

303

Las plataformas aragonesas contrarias al modelo centralizado de implantación de mega proyectos eólicos y fotovoltaicos y las líneas de muy alta tensión asociadas a estos, han convocado una manifestación en Zaragoza el domingo 13 de marzo y han redactado un manifiesto, como
ALIENTE en Aragón, para dar a conocer con detalle las razones que sustentan esta movilización y solicitar la adhesión de todas aquellas entidades que lo consideren.

Estos colectivos se han ido constituyendo como resultado del creciente descontento y total desacuerdo de la sociedad civil con el modelo de instalación de proyectos de renovables que se está implantando en el territorio. Un modelo que califican de extractivista, ineficiente y
especulativo y un auténtico atropello, que pretende convertir el Aragón rural en una gran central eléctrica, hipotecando los medios de subsistencia y las vidas de las personas residentes en las comarcas afectadas, y que tendrá irreversibles afecciones en la población, el paisaje y la biodiversidad.

El manifiesto denuncia, asimismo, la pasividad de las administraciones públicas aragonesas, la opacidad de los proyectos y la indefensión de los afectados, quienes no reciben la debida información ni son atendidas sus reclamaciones.

La proliferación de megacentrales, fragmentadas artificialmente en pequeños proyectos, constituye un fraude de ley e impide valorar sus efectos acumulados. Las poblaciones afectadas quedan indefensas y con capacidad de reacción mínima por los plazos de alegación tan
ajustados y el desconocimiento de los procedimientos a seguir. Desde las plataformas se ha ayudado a los vecinos a formular cientos de alegaciones en los últimos meses.

Las plataformas aragonesas se muestran a favor de las renovables, pero siempre a través de proyectos de pequeño tamaño, de autoconsumo y generación distribuida, cercanos a los centros de consumo y que, en todo caso, cuenten con la participación de todos los afectados. Las
renovables nunca han sido el problema: lo es un modelo centralizado y especulativo que no responde a los retos de una verdadera transición energética que merezca los apelativos de ecológica y socialmente justa.

En reivindicación de todo ello, convocan una manifestación en Zaragoza el domingo 13 de marzo.

Renovables, SÍ, pero NO así.