Al descubierto el legado histórico y religioso de Villarroya de los Pinares

198
PUBLICITAT

El día 10 de agosto se celebró una visita a Villarroya de los Pinares que estaba planificada dentro del programa de conferencias celebradas en noviembre de 2021 como inicio del proyecto: “Cuando el Maestrazgo levantó sus palacios” impulsado por la Comarca del Maestrazgo y financiado gracias al LEADER.

La jornada, que tuvo que suspenderse a causa de la nieve, ha sido celebrada en verano con amplia asistencia de alumnos y algunos vecinos. El director de las conferencias, Vicent Royo, experto en historia medieval, explicó que en octubre estarán terminadas las actas coordinadas por él, fruto de las jornadas. Tras la intervención de Royo, José Ramón Sanchis introdujo el semblante biográfico de Francisco Peña, auditor del Tribunal de la Rota en Roma alrededor del año 1600 desde donde mandó construir un palacio y reformar la iglesia parroquial para convertirse en su lugar de descanso eterno, además de crear varias capellanías y una fundación que gestionase su legado.

Sanchis dedicó varios años al estudio de este personaje, de los más eminentes en la provincia de Teruel y muy desconocido incluso para los propios vecinos. Francisco Peña nació en Villarroya en 1540 y a pesar de ser el hijo del herrero consiguió estudiar en la Universidad de Valencia, y poco a poco ir escalando puestos dentro de la curia, hasta ser una de las más influyentes figuras en el Vaticano en el cambio de siglo. Sanchis nos mostró los documentos, principalmente protocolos notariales, que halló en el archivo de Villarroya donde se menciona a Francisco Peña y que le permitieron conocer cómo se fueron dando los diferentes encargos constructivos.

Al finalizar, Serafina Buj, de la empresa T-guío, acompañó a los y las presentes en un recorrido urbano hasta la casa de los Navarros donde los propietarios acogieron a los ponentes permitiéndoles visitar su capilla particular con las armas de dicha familia decorando el techo. Luego los asistentes pasaron por el palacio de Peña y con algunos documentos se revisó hasta qué punto se cumplió el mandato de Peña respecto a la construcción del edificio. 

Finalmente, en la iglesia se habló de la reforma llevada a cabo por Peña y el traslado de su cuerpo para ser enterrado en ella.