Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas reflejan una pérdida de habitantes que sigue siendo preocupante.

Así, los pueblos de la Comarca del Maestrazgo tenían estos habitantes a fecha 1 de enero de 2017:

Cantavieja 717 (+5), 73 venidos de fuera de España (10’25%)

Castellote 688 (-18), 62 venidos de fuera de España (8’72%)

La Iglesuela 414 (-10), 67 venidos de fuera de España (15’80%)

Molinos 245 (-6), 41 venidos de fuera de España (16’33%)

Fortanete 203 (-1), 22 venidos de fuera de España (10’78%)

Villarluengo 169 (-7), 24 venidos de fuera de España (13’64%)

Villarroya de los Pinares 155 (-5)

Allepuz 129 (+1), 3 venidos de fuera de España (2’34%)

Mirambel 119 (-3), 6 venidos de fuera de España (4’92%)

Bordón 108 (-6), 9 venidos de fuera de España (7’89%)

Pitarque 84 (-7)

Tronchón 69 (+2), 3 venidos de fuera de España (4’48%)

La Cañada de Benatanduz 42 (+1)

La Cuba 36 (-2), 9 venidos de fuera de España (23’68%)

Miravete de la Sierra 31 (+3)

 

En cuanto a la comarca Gúdar-Javalambre, los datos son:

Mora de Rubielos 1565 (-9), 229 venidos de fuera de España (14’55%)

Rubielos de Mora 626 (-32), 80 venidos de fuera de España (12’16%)

Mosqueruela 558 (-23), 44 venidos de fuera de España (7’57%)

Alcalá de la Selva 369 (-29), 35 venidos de fuera de España (8’79%)

Linares de Mora 260 (-7), 49 venidos de fuera de España (18’35%)

Nogueruelas 211 (-3), 14 venidos de fuera de España (6’54%)

Puertomingalvo 117 (+5), 26 venidos de fuera de España (23’21%)

Valdelinares 89 (-1), 3 venidos de fuera de España (3’33%)

Gúdar 81 (+8), 5 venidos de fuera de España (6’85%)