La música, el cerebro, la espiritualidad, la prehistoria y la tecnología se conjugaron el pasado viernes en la Comarca del Maestrazgo gracias al proyecto Neønymus. Silberius de Ura, “artista integral” sin refinar, ofreció una actuación en La Iglesuela del Cid además de un taller didáctico en el instituto de Cantavieja.

COMPARTIR