Las tierras de la comarca del Maestrazgo y la comarca de Gúdar-Javalambre forman parte de la Ruta Puertos de Silencio de Aragón Slow Driving. La Iglesuela del Cid, Cantavieja y Mosqueruela son sólo algunas de las localidades que recorre esta ruta que cuenta con un total de 247 km y que se recomienda hacer en 3 etapas. Mora de Rubielos es el punto de inicio y Rubielos de Mora, el punto final.

El punto 9 del recorrido es Cantavieja. “Aunque de su recinto amurallado solo se mantienen varios torreones, el conjunto arquitectónico de la villa es impresionante”, indica la página web de Aragón Slow Driving, que destaca además que la localidad forma parte de los Pueblos más bonitos de España. La plaza Mayor, el ayuntamiento, la iglesia de la Asunción, la Casa del Bayle, la Casa Zurita, la iglesia gótica de San Miguel o la ermita del Loreto, son enclaves que resalta la ruta.

La Iglesuela del Cid es el punto 11. De ella se dice: “su entorno constituye uno de los mejores paisajes de arquitectura en piedra seca de Aragón”. El Camino del Cid tiene aquí uno de sus “puntos culminantes”. La Casa Aliaga, la Casa del Blinque, el palacio Matutano-Daudén, la Torre de los Nublos, la iglesia o la ermita de Nuestra Señora del Cid, son algunos lugares con personalidad propia de esta bonita localidad del Maestrazgo.

Otro de los puntos de interés, el 12, es Mosqueruela. La ruta habla del Conjunto Histórico de Mosquerela “paseando por sus calles nos salen al paso sus murallas, torres, portales y hermosos aleros, así como palacios de los siglos XVI y XVII” y brillan con luz propia los parajes del Pinar Ciego y la Rambla de las Truchas. Su trazado octogonal medieval amurallado, indica, conserva todavía cinco portales, entre los que destaca el de San Roque. Tampoco falta la mención a la plaza mayor y la iglesia de la Asunción.