ARBRE INTERNET

– Telefónica, Vodafone y Orange tendrán de plazo hasta enero de 2020

– El Gobierno ha requerido a las operadoras el cumplimiento de una clásula del concurso de telefonía móvil (4G)

Los habitantes de localidades de menos de 5.000 habitantes contarán antes de 2020 de una velocidad mínima de conexión a internet de 30 megabits por segundo (Mbps). Así se desprende de la orden publicada por el Gobierno en el Boletín Oficial del Estado en la que activa el plan de extensión de banda ancha que se incluía ya como obligación en la subasta de frecuencias de 800 Mhz del 4G de 2011.

Se estima que la medida, que no cuenta con ayudas del estado, afectará a unos 4 millones de hogares y a cerca de 6 millones de personas.

En dos meses Telefónica, Vodafone y Orange deberán presentar su propuesta conjunta para su materialización. No obstante, tendrán libertad para utilizar fibra óptica, cable, ADLS o tecnologías inalámbricas.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha alertado de que el reparto del mercado podría dar lugar a monopolios zonales y dificultar la competencia real en el mercado minorista.

El plan 300×100

Paralelamente, se viene desarrollando el plan 300×100 que sí que cuenta una financiación del gobierno, concretamente de 525 millones de euros, y que pretende extender internet de alta velocidad, mas de 100 Mbps al 95% de la población. La intención es que la instalación sea esencialmente a base de fibra. En 2018 se concedieron 203 ayudas por valor de 130 millones de euros.