La Iglesuela del Cid y Cantavieja trabajan conjuntamente con Vilafranca para que en la localidad de Els Ports se implante el bachillerato.

El alcalde de La Iglesuela, Fernando Safont, ha apuntado que ya se han realizado numerosos contactos con el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena y con la consejería de Educación del Gobierno aragonés. “Ahora todo dependerá de la consejería valenciana para que implante el bachillerto en Vilafranca”, según apunta el primer edil turolense.

El alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, ya mantuvo una reunión con el secretario autonómico de Educación en Aragón, Felipe Faci. Además, el alcalde de La Iglesuela tambén ha confirmado contactos con la propia consejera de Educación aragonesa.

Fernando Safont apunta que para los alumnos y alumnas de La Iglesuela y Cantavieja el bachillerato en Vilafranca “supondría evitarnos un desplazamiento de 100 kilómetros hasta Teruel y que los estudiantes permaneciesen allí durante toda la semana”.

El alcalde de La Iglesuela ha apuntado que, según los contactos mantenidos, los alumnos aragoneses tendrían una exención en la enseñanza del valenciano, ya que los pueblos turolenses son castellanohablantes. De todos modos Safont ha incidido en que “no será un problema”.

El edil turolense ha apuntado que hasta Vilafranca podrían llegar también alumnos de localidades como Mosqueruela.

El alcalde de Vilafranca ha solicitado una reunión con el conseller de Educación, Vicent Marzà, en la que espera una respuesta positiva para que, el próximo curso, el bachillerato, llegue a Vilafranca y se recupere una enseñanza que existió en la localidad hasta finales de los setenta.

El alcalde de La Iglesuela ha apuntado que pese a tratarse de dos provincias y autonomías diferentes “tenemos que cooperar para mejorar los servicios y mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos”.