En rebajas, compra con cabeza
En rebajas, compra con cabeza

Las rebajas de enero suponen una gran oportunidad para comprar artículos necesarios a un precio económico y beneficioso, pero también son una tentación ya que los consumidores, en ocasiones, se ven impulsados a comprar objetos que realmente no necesitan. Por ello, la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios recomienda efectuar una compra lo más meditada y responsable posible.


“Insistimos en la importancia de que los ciudadanos recuerden que lo que se rebaja es el precio, nunca se rebaja la calidad del producto y el establecimiento no está exento de la obligación de dar garantía ni de cambiar el producto o devolver su importe si resulta defectuoso”, explica la directora general de Protección de Consumidores y Usuarios, Ros Cihuelo. Señala, además, la importancia de que “en el cartel del establecimiento aparezca el periodo en el que van a durar las rebajas para que podamos planificar nuestras compras y hacer un consumo meditado y reflexivo”.

Desde la Dirección General recuerdan que es importante que los artículos rebajados hayan estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas y que en las etiquetas aparezca el doble precio, el normal y el rebajado, ya que el consumidor tiene derecho a conocer el importe final antes de comprar. Es fundamental conservar el resguardo de la compra o la factura, para cualquier reclamación o devolución futura.

Hay que evitar comprar por impulso sin considerar la necesidad y utilidad de lo adquirido. Para lograrlo, se recomienda hacer una lista de los artículos que se necesitan, así como fijar una cantidad máxima que se desea gastar y, a partir de ahí, comparar calidades y precios en diferentes establecimientos. Conviene consultar, además, la política de devoluciones y cambios de los comercios, que debe estar clara en la cartelería o en los tickets de compra. Cihuelo recuerda que la publicidad es vinculante y, por tanto, el establecimiento ha de cumplir lo que promete.

Los consumidores han de asegurarse de que los productos rebajados no están deteriorados y que son los mismos que estaban a la venta, puesto que no se pueden vender como rebajas los artículos defectuosos o que se adquieran por el vendedor solo con este objeto. Aconsejan desde Consumo evitar el sobreendeudamiento y gastos que no se puedan afrontar y que solo se recurra al crédito en casos excepcionales y tras un sosegado estudio.

Atención al consumidor
En caso de tener alguna duda, el consumidor puede dirigirse a las Asociaciones de Consumidores, Oficinas Municipales y Comarcales de Información al Consumidor, o a los Servicios Provinciales del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales. Además, la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios ofrece el teléfono gratuito de atención al consumidor (900 12 13 14, para llamadas desde números fijos de Aragón) para resolver las dudas sobre las rebajas u otras cuestiones que les afecten como consumidores.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here

*