Nota de prensa de la Comarca del Maestrazgo

El programa cultural “Sal de casa”, impulsado por el Departamento de Cultura de la Comarca del Maestrazgo, llegó este año a su octava edición.  Este festival, que habitualmente contaba con actuaciones de teatro, magia, humor, etc., este año se centró en propuestas musicales diferentes, de las que habitualmente no vemos ni disfrutamos en nuestros pueblos.

Desde el primer momento el objetivo de Sal de casa era completar la oferta cultural que programan con mucho esfuerzo los ayuntamientos, asociaciones culturales y comisiones de fiestas, tratando de acercar la cultura a las personas que viven todos el año en el pueblo, así como dar alternativas de ocio a los turistas y veraneantes que nos visitan en estas fechas.  En definitiva, que sea una excusa para “Salir de casa”, visitar los pueblos, cenar fuera y disfrutar de la calle con las diferentes propuestas.

Las primeras actuaciones vinieron de la mano del grupo “Son de Agua” y tuvieron como protagonista el flamenco. Fueron en La Iglesuela del Cid y en Molinos los días 2 y 10 de agosto. Ambas hicieron un recuerdo – homenaje al artista Eleuterio Blasco Ferrer, cuya obra se puede encontrar en el Museo de Molinos. Blasco, en el exilio, era admirador de la bailaora “La Argentina” y muchos de sus dibujos están inspirados en esta artista. Son de Agua, en su actuación, hizo un recorrido por los diferentes palos del flamenco y recordó el arte de esta bailaora, recuperado gracias a un antiguo video. Ramón Jarque, a la guitarra, Josele Castello, con la flauta travesera, David Ruiz con cajón flamenco y percusión latina, Jose Luis Díaz “El Fosi”, al cante y Laura Vega y Aida Lara, al baile, hicieron vibrar las noches con su arte.

Pitarque fue el lugar elegido para la actuación, el día 6 de agosto, de Lugh Celta. Este dúo, formado por Emiliano Evrard, a la guitarra, y Carolina Paterson, al violín, ofreció un concierto basado en piezas del folklore propio de las naciones celtas. También hicieron disfrutar al público con su concurso de bandas sonoras de películas épicas y  fantásticas que los asistentes tuvieron que adivinar, no sin dificultades.

El día 9 de agosto le tocó el turno al blues de la mano de Meter Mano Rara, que actuó en Cañada de Benatanduz a las 18:30, con “La extraordinaria historia de Sento el Blusero”, y en Villarroya de los Pinares a las 22:30 horas con un concierto de Blues.  Meter Mano Rara, de Alcora, Castellón, es un auténtico “hombre orquesta”, ya que él mismo pone voz, guitarra, percusión y armónica a sus temas. Además su fuerte son los más pequeños, a los que se ganó en sus conciertos haciéndolos partícipes de la actuación con instrumentos para todos.

Cuevas de Cañart acogió el 15 de agosto la gran fiesta “Maestrazgo Swing”. Por la tarde los vecinos disfrutaron de un taller de baile donde dieron sus primeros pasos a ritmo de charlestón, con mucha participación y muchas risas de la mano de los profesores de Cotton Tales Swing School. La noche fue el momento de la música en directo de los aragoneses Ankle Busters, que pusieron los ritmos con los que bailaron Bárbara y Oscar haciendo una demostración magnífica del mejor swing.

Este año hubo dos propuestas destinadas preferentemente a público infantil, aunque con las que pueden disfrutar toda la familia y cualquiera que le guste la música. La primera “La extraordinaria historia de Sento el Blusero”, de Meter Mano Rara y, la segunda, la versión de “Caperuzita Roja” que ofreció la compañía aragonesa MikrÓpera en La Cuba el día 20 de agosto. Una divertida versión de este cuento clásico que hizo disfrutar a todos los niños y grandes que acudieron a la representación y disfrutaron con las magníficas voces de los artistas y la música  de Don Giovanni de Mozart. Una experiencia inolvidable llena de valores y sorpresas.

Por último, cerraron el festival en Villarluengo el 21 de agosto,  la mezzosoprano Mª Victoria Laborda y el pianista David Pellejer con “Canciones y Romanzas. Música española”. Estos reconocidos artistas ofrecieron un recital de una selección de piezas de grandes músicos españoles como Falla, Granados, Luna, etc, que hizo disfrutar al numeroso público que se congregó en la iglesia de la localidad con la mejor música del nacionalismo español surgido a mediados del siglo XIX.

La valoración del festival por parte de la Comarca del Maestrazgo es “muy positiva”, ya que cada año trata de superarse, plantear nuevas propuestas y sorprender a los vecinos. Cada año los pueblos esperan con ganas acoger la muestra y participan activamente en la organización y difusión de los espectáculos.