Diadia

-Una asamblea reúne a más de un centenar de padres para realizar la petición a la Generalitat

Los pueblos de la comarca del Maestrazgo y los de la comarca de Els Ports han confirmado su petición para que la conselleria de Educación inplante el bachillerato en Vilafranca. Así se pudo constatar en la asamblea celebrada ayer en la Casa de Cultura de Vilafranca, que reunió a centenares de padres de localidades como Iglesuela, Cantavieja, Ares, Vilafranca o Castellfort. 

El acto fue convocado por el Ayuntamiento de Vilafranca para informar sobre las gestiones que se están realizando por parte de los consistorios para solicitar a Educación que la formación en el IES de Vilafranca llegue hasta los 18 años. 

En el mismo intervinieron el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena y los primeros ediles de La Iglesuela del Cid, Fernando Safont y Cantavieja, Ricardo Altabas. Además el director del Ies de Vilafranca, Alfonso Roig, explicó que con tres profesores más la enseñanza hasta los 18 años estaría garantizada en Vilafranca. 

Fernando Safont, Óscar Tena, Ricardo Albatas y Alfonso Roig
Fernando Safont, Óscar Tena, Ricardo Albatas y Alfonso Roig

-Medida básica para evitar la despoblación. 

Los alcaldes señalaron que se trata de una medida básica para evitar la cosntante despoblación que padecen estos municipios. Vilafranca ha pasado en 25 años de tener más de 3.000 habitantes a rondar los 2.300. El fenómeno es todavía más acusado en los municipios turolenses. 

Si Educación accede a implantar el bachillerato el próximo curso se evitará que los alumnos de Vilafranca tengan que realizar 70 kilómetros diarios hasta Morella o permanecer internos toda la semana en Morella o Castellón. En el caso de los alumnos turolenses “estarían a 10 o 15 kilómetros de casa, dependiendo de los casos de Iglesuela o Cantavieja y nos ahorraríamos que fuesen a Teruel, que está a 110 kilómetros con 4 puertos de montaña a más de 1.500 metros”, según apuntaba el alcalde la Iglesuela. Ahora todo depende de la decisión de la conselleria de Educación. 

El IES de Vilafranca es de reciente construcción, tiene aulas libres y tan solo es necesaria la dotación de personal. Además la consejera aragonesa de Educación, Maite Pérez, ha mostrado especial interés en que la iniciativa sea viable. De hecho, Aragón ya mantiene convenios con otras autonomías para que las fronteras adminnistrativas no sean una barrera para la enseñanza. 

-Firmas

En el Maestrazgo turolense más de 360 familias han firmado para que sea posible el bachillerato en Vilafranca. Todos los padres presentes en el acto hicieron lo propio. 

-La lengua

Los alumnos aragoneses estudian en castellano. En este sentido, desde la dirección del IES de Vilafranca han apuntado que la normativa permite que estén exentos de estudiar valenciano y, por tanto, la lengua no sería ningún impedimento.