Carretera de Mosqueruela, foto: La Posada de Mosqueruela
Carretera de Mosqueruela, foto: La Posada de Mosqueruela

El Gobierno de Aragón ha iniciado las obras de mejora de la carretera Vilafranca-Mosqueruela, en el tramo que afecta a la provincia de Teruel. El tramo turolense tiene un recorrido de 15 kilómetros. Se trata de un trazado en un estado deficiente que nunca ha sido sometido a una reforma integral desde que se construyese la carretera.

La obra era anhelada por ambos municipios, sobre todo en la localidad turolense, que guarda estrechos vínculos con Vilafranca. Para la localidad de Els Ports supondrá la mejora de la comunicación con una de las vías de acceso hacia Teruel. Desde la mejora de la carretera de Cantavieja la mejor vía para acceder a la capital turolense era la carretera que atraviesa el Maestrazgo.

-Turismo de nieve

Desde Vilafranca se ve en la mejora de la carretera de Mosqueruela un previsible revulsivo para el turismo de nieve. Y es que la carretera que es objeto de mejora es el acceso directo hacia las pistas de Valdelinares. Hasta ahora todo el turismo de nieve se desplaza a través de Segorbe y la autovía A-23. Con la mejora del vial de Mosqueruela desde Vilafanca se espera que haya más visitantes a Valdelinares que opten su paso por la Vila. Lo mismo sucede en Mosqueruela, municipio próximo a las pistas. En ambos municipios así lo han manifestado empresarios y consistorios. Empresarios turísticos de Teruel han mostrado su alborozo tras décadas de peticiones.

-Tramo castellonense

Desde Vilafranca el alcalde del municipio, Óscar Tena, ha pedido a la Conselleria de Infraestructuras, que actúe en los 9 kilómetros que atraviesan el término de Vilafranca. Desde hace más de 5 años hay un proyecto para mejorar el firme del vial y ensancharlo, pero nunca se ha llegado a dar una paletada.

-Carretera entre Mirambel y La Mata

Al comienzo de las obras en Mosqueruela se suma otra buena noticia en las comunicaciones entre el interior de Castellón y la provincia de Teruel. El Gobierno aragonés anunciaba ayer la licitación por 7,4 millones de euros, de la mejora del tramo entre Mirambel y La Mata, en la parte turolense. Serán acondicionados 9,7 kilómetros. En el primer tramo está prevista la realización de un nuevo trazado de 4 kilómetros, que corrige toda la sinuosidad de la carretera actual, reduciendo la longitud del vial; mientras que en el segundo la actuación coincide en su gran mayoría con el actual, ya que no presenta tantas dificultades como la anterior.